domingo, 13 de septiembre de 2015

Despeinada

Yo quiero un hombre de verdad. No uno de Disney, no un galán de telenovela, no una estrella de Hollywood. 

Yo, quiero un hombre que sea capaz de matar por mí.

Que se sienta orgulloso de mí si el mundo me ve de su mano y que se sienta feliz de haberme elegido. Pero que no necesite mostrarme ni gritarlo a los 4 vientos, que entienda que el amor es de los dos y de nadie más.

Uno que no tenga miedo, que vea su mundo en mi mundo. Que comparta algunos gustos pero que a la vez me dé la contra. Que no haga lo que yo digo pero que entienda que todo lo que le digo es porque lo amo y quiero lo mejor para él.

No quiero un hombre que sea mi príncipe y me llene de lujos, solo quiero uno que quiera que yo sea su reina y me trate como tal.

Yo quiero alguien que me seque las lágrimas, que me diga que todo va a estar bien, o que si nos va a ir mal no se vaya de mi lado. No uno que me consuele, pero que me ayude a encontrar la salida.

Que camine conmigo al lado, ni delante ni detrás.

Que no se asuste con mi grandeza sino que la admire. Que no solo me pida consejos, sino que me los dé.

Yo quiero un hombre que me ame de verdad, que no se corra del amor. Que no tema ir más allá.

No quiero partes de nadie, quiero alguien completo, porque yo completa siempre estoy.

Quiero que Dios me mande un amor en serio, no los de la tele. De los que te van a cuidar de viejito.

Alguien que no se quede callado, que tenga voz, que pelee por lo que quiere, por lo que piensa, que nunca se rinda, y que si algún día quiere rendirse confíe en mí y me pida a su manera: te necesito.

No quiero un infame inseguro que crea que porque exploro mi sexualidad, soy una perra. Que entienda que el amor se comparte, no se exige ni se manda.

Que respete mi voz, mi opinión, mi palabra, que no se deje llevar por estereotipos, y me dé libertad si la necesito.

Un hombre independiente, sin confundir la palabra, que viva por él y junto a mí.

Quiero uno que no necesite una prueba, que entienda que la mejor prueba de amor es haberlo elegido. Que si quiere llegar lejos escale sin parar, que crea y sepa que los sueños se pueden hacer realidad.

No quiero el anillo de nadie, quiero una mirada sincera, y un corazón que lata no por las huevas. Que no se conforme.

Yo quiero un hombre de los buenos, porque de los buenos me merezco yo, nada más y nada menos.

Uno que se levante a mi lado y que tal vez sin decirlo, sepa que me ama. Así esté despeinada, porque despeinada me gusta estar.

Si algún día llego a tenerlo, le ofrezco mi más profunda y eterna fidelidad. Porque hacer realidad este anhelo es más que suficiente.
 

Quiero dejar de tener miedo a querer, quiero que sea por él.

Quiero un hombre de verdad.

Una que me muero por dedicar
Something I need - One Republic
 

 
Una que quiero que me dediquen
Y no me importa que me digan - Alejandro Sanz
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario